3 de diciembre de 2010

Clawfinger




A principios de los noventa, con la primera Guerra del Golfo, varios sectores artísticos rechazaron duramente la postura del gobierno del entonces presidente George Bush, entre esas protestas resalto una banda políticamente correcta, contestataria, con un fuerte y agudo sentido critico, Clawfinger, banda Sueca pionera del Rap metal, que posteriormente fuera puesta en boca del mundo a cargo de Rage Against the Machine, del cual el líder Zach Tell siempre a dicho que su sonido fue plagiado.
Un mundo lleno de caos, de capitalismo e imperialismo yanqui, transformado en manifiestos explosivos, algunas vez calificados de racistas y fascistas, Clawfinger nos entrega su obra, caótica, bélica, apocalíptica, con un muro sonico compacto, sin virtuosismos, como un tanque de guerra, amenazador e imponente.


FACEBOOK